«SOLO UN MES
Hace casi 4 meses, 4 meses desde que volví del mes más maravilloso de mi vida.
Un mes en el que conocí y conviví con culturas que jamás creía que iría a conocer tan desde dentro.
Un mes en el que por una vez, día tras día, me levantaba feliz, ¡y anda que no me cuesta madrugar!
Un mes en el que sabía que a primera hora de la mañana lo que iba a recibir eran abrazos, abrazos de verdad.
Un mes en el que conocí a un grupo de vacacioneras que iban con la misma ilusión que yo, conocí y a día de hoy sabemos que esto va para largo.
Un mes viendo a mujeres con una sonrisa en la cara con todo lo que llevan a cuestas, ¡¡que no es poco!! 
Un mes que consiguió que se me pasara la absurda idea de que iba a sentir pena por ellos y la empezara a sentir por nosotros, por los que tenemos todo lo que queremos pero sin duda, estamos más vacíos.

Un mes disfrutando de la gente de Lamu, de su manera de sentir la música, de sus playas, de los trayectos en barco, de sus «pole pole» y *HAKUNA MATATA*, de la ilusión que existe en *Afrikable* y sobre todo, del cariño. Viendo la maravilla que han creado Lola y Merche, las fundadoras de Afrikable, y entrando en esa gran familia gracias a Anita y Cris, mis coordinadoras.
Y muchos pensarán que sólo fue un mes, que eso no es nada, que ¡qué exagerada! Y eso pensaba yo, pero no, fue un mes intenso, con todas las emociones del mundo juntas. Viviendo cosas que jamás habíamos vivido.
Un mes que ha sido suficiente para querer volver, bueno, para saber que voy a volver.
Y sí, SOLO UN MES.”