«A nosotras se nos terminan los días aquí y, como sabéis, el balance no puede ser mejor. Como bien dice Merche, hemos reído (hasta llorar) y hemos llorado (hasta reír), pero sobretodo hemos sido inmensamente felices y nos sentimos orgullosas y agradecidas. Por el trabajo hecho, por todo lo recibido que no se puede medir ni describir con palabras, por formar parte de esta familia, por las grandes personas que se han cruzado en nuestro camino, por todo lo que hemos aprendido… Por todo. Gracias por todo, Lola y Merche. No os puedo decir más. Gracias equipo por el buenísimo trabajo en España. Gracias a las mujeres y a los peques por cada sonrisa y abrazo. Y, si me permitís, gracias a mi ya hermana Lidia por ser la mejor compañera de viaje que podía tener; has hecho que esta experiencia sea aún mejor.

Y ahora toca pasar el relevo a Cris y Ana. Chicas, lo vais a hacer genial! Habrá momentos buenos, malos y regulares, pero merecerá la pena. Estáis enamoradas de esto y ése es el mejor punto de partida para el buen trabajo que vais a hacer. Disfrutad cada segundo aquí.

Y bueno, después de este rollo que os he pegado…., sólo espero que esto no sea una despedida y que podamos seguir trabajando junt@s! Un abrazo grande a tod@s!».