Marketing y protocolo.

«Llegué con todos los excesos, prisas, prejuicios y estereotipos marcados por mi sociedad, esa que tanto me ha dado pero que ahora considero carente en muchos otros aspectos. Sin embargo, salí de África con una mochila a mis espaldas cargada con lo más básico, intangible en gran parte.

En Lamu nunca sabes la experiencia que te espera a la vuelta de la esquina. Experiencias abrumadoras relatadas en primera persona por los propios protagonistas de cada historia que te fuerzan a relativizar los problemas occidentales. La entereza con la que las cuentan es como una bofetada que te dice “¡despierta! hay una realidad paralela a la que tú vives”.

Gracias a todos los miembros de Afrikable que han hecho posible que yo me haya sentido más viva que nunca y haya tenido la posibilidad de ofrecer lo mejor de mí a unos niños y mujeres maravillosos.»