Fatuma Hiribae

«Mi nombre es Fatuma y llevo 8 años trabajando en Afrikable. Antes de venir aquí tenía que tener dos trabajos para poder mantener a mi familia, y a veces aún así no llegaba a todo. Por la mañana trabajaba en una guardería y por la tarde me dedicaba a coser uniformes y vestidos. En Kenia, si no tienes el certificado de secundaria no te contratan para trabajos bien pagados.

A mí me hubiera gustado ir a la universidad pero mi padre no podía pagar los estudios de todos los hermanos, así que solo los chicos pudieron ir. Yo no llegué a sacarme el título de secundaria pero aquí no me lo tuvieron en cuenta. Mi sueldo de ahora cubre todas mis necesidades, ya no tengo que pedirle dinero a nadie.

Además todas mis hijas y mi hijo han podido estudiar gracias a las becas y los microcréditos de Afrikable, estoy tan agradecida. Este trabajo nos ha cambiado la vida a todas de muchas maneras. Trabajar aquí es como formar parte de una familia, somos un equipo y podemos compartir nuestras ideas y hablar de nuestros problemas. Le llamamos nuestra familia Afrikable.”