«Hoy hace un año que puse por primera vez un pie en Lamu… vaya recuerdos, y esta segunda vez en junio ha sido igual de increíble.

Cuando me preguntan por qué repetí sólo puedo decir porque creo en ellas, y si me preguntan ¿volverás? mi respuesta sigue siendo volveré, porque las quiero.

Ver este año cómo todo progresa, cómo sus casas mejoran, y cómo orgullosas te invitan a ver lo grande que es su cocina, porque saben que todo eso lo han conseguido ellas, ver a los niños crecer corriendo y estudiando, ver todo esto, ha sido vivir en una nube.

He vivido momentos que se quedarán grabados en mi piel siempre, reírme mientras me peinan, aprender a cocinar con ellas, tener ampollas en las manos por cortar cuero a su lado…

Emocionarme al ver que Afrikable crece, que el taller mejora, que la Maternity es cada vez más realidad que un sueño… cada uno de estos sentimientos, hacen que sin dudar a todos los que me pregunten acerca del proyecto, les conteste sin tartamudear…¡ve y siéntelo! Déjate llenar de sus voces, de su música, de todas sus dudas, de sus sueños, disfruta viéndolas en charlas de política, de derechos, de salud… disfruta a su lado bailando al son de los tambores y cantos que jamás entenderé pero que ojalá no deje de oírlos…

Afrikable para mí significa lucha, sueños, futuro, alegría, significa que el mundo puede ser un lugar mejor para todos si nos atrevemos a conocer a los que tan lejos nos quedan, si nos atrevemos a admirarlas, si nos atrevemos a apoyarlas y a que su lucha sea la nuestra…

Asante sana a mis cordis de este año Erika e Irene, ¡por cuidarnos y por cuidarlas! ¡Os quiero!

Y Lola y Merche… espero seguir admirando vuestra labor incansable y seguir aprendiendo a amar sin intentar cambiar lo que amas.»