«Y así de repente ya ha pasado un mes, ya estoy de nuevo en casa… deshaciendo la maleta me doy cuenta que la he traído llena hasta los topes… llena de arena, de picaduras, pero también de sonrisas, un millón de besitos, emociones nuevas, abrazos, risas y carcajadas, amigos, muchos amigos, miradas, mil historias que contar, canciones, nuevos sabores y un millón de fotos!! 🙂

Siempre me acordaré de aquellos días en los que me enamoré de Lamu, de un proyecto y su familia… ASANTE SANA AFRIKABLE!!»