Está aquí: Inicio / BLOG
Domingo, 25 Noviembre 2018
Publicado en PROYECTOS
Escrito por

El 25 de Noviembre es un día especial para muchas mujeres, un día de los que pones los pies en la tierra, un día en el que se recuerda a todas las mujeres y menores que ya no están con nosotras a causa de la violencia machista y donde, en España y en muchos otros países, se llenan las calles de personas que se unen al grito que pide el fin de estas violencias.

Desde Afrikable hemos querido también darle su espacio, ya que para conseguir el empoderamiento social de las mujeres de nuestro proyecto es esencial que conozcan las herramientas para salir de las situaciones de violencia que se encuentran diariamente en sus vidas. Es por ello que el pasado viernes compartimos una charla sobre las violencias machistas.

Para comenzar la charla hablamos del origen de la violencia, que es la desigualdad. Aquí, tanto la cultura como las religiones usan una frase sepulcral que es “el padre es el cabeza de familia”. Esta frase significa que el hombre ocupa una posición superior a la mujer, pero también la usan para justificar que es el hombre el que tiene que trabajar y no la mujer, o que es el hombre el que debe tomar las decisiones más relevantes.

Esta necesidad de superioridad a nivel cultural hace que los hombres ejerzan un sinfín de manifestaciones de violencias para asegurar esta posición. Es importante para mí siempre que vean la violencia como un problema global, que ocurre en todo el mundo y no solo a ellas; y como un problema político, que deriva de la gran desigualdad que hay entre hombres y mujeres y no porque ellas hayan hecho nada mal.

25N - Día Internacional contra las Violencias Machistas

Como ya hemos hecho otras charlas sobre violencias, entre todas estuvimos recordando diferentes manifestaciones de violencia que conocemos, como la mutilación genital femenina, los abusos sexuales, la violencia económica, cómo muchos hombres se sienten con la potestad de poder gestionar los salarios de sus mujeres, o la violencia social, como por ejemplo las limitaciones que tienen para poder salir a cenar con sus amigas. Entre ellas veo mucha conciencia, ya que tienen muy bien identificados los distintos tipos, y también mucha indignación, ya que mientras una explicaba un tipo, las demás la apoyaban o asentían, sabían perfectamente de lo que estaban hablando.

Luego les pregunté quién conocía la ley de Kenia en este sentido y bueno, salvo que algunas sabían que la violencia estaba prohibida, no sabían específicamente las leyes de Kenia contra la violencia doméstica, y uso este término porque es el que usa la propia ley de Kenia. Esto evidentemente no me sorprende porque creo que sería una respuesta similar en España. Es más, aquí es más normal porque muchas de las medidas que las leyes incluyen contra la violencia de género no han sido luego aplicadas en la realidad en Lamu por falta de presupuesto, como serían las casas de acogida o las órdenes de protección. Además, lo que diga la ley civil, en muchos casos, va a estar por debajo de lo que diga la ley tribal o la autoridad del poblado.

Aun así no está mal que lo sepan y por eso hicimos un repaso de las leyes más importantes de Kenia sobre la violencia machista, desde la Constitución de 2010 que recoge artículos que reconocen la igualdad entre mujeres y hombres, hasta la ley de 2011 que prohíbe la mutilación genital femenina o la ley de 2015 que regula recursos especiales para las personas que han sufrido violencia machistas. Algunas de las cosas que estaban prohibidas les causaron mucho impacto, como que fuese delito el transmitir deliberadamente enfermedades sexuales, cosa que por desgracia ocurre bastante aquí.

25N - Día Internacional contra las Violencias Machistas

Después de las leyes pasamos al siguiente paso, ¿Y nosotras qué podemos hacer? Elegí la imagen de un árbol con muchos caminos para expresar que hay muchísimos caminos frente a la violencia machista. Una de las mujeres interviene y dice que el camino tradicional ha sido siempre sufrir en silencio, pero que así no podemos ayudarla. Esto me pone los pelos de punta. Otro camino, al que llaman camino local sería el ir primero a tus padres para que intenten hablar con tu marido, en caso de que ellos no puedan arreglarlo ir a la autoridad local, y en caso de que la autoridad local no pueda, ir directamente a la policía. Este es el camino en el que la mayoría de las mujeres asienten. Luego vemos otros caminos, como las mujeres que vuelven a sus casas maternas, las que van directamente a la policía o las que acuden a asociaciones de mujeres que apoyan este tipo de casos.

Desde Afrikable estamos aquí para mostrarles todos los caminos posibles, todos los recursos que tienen a su alcance, que no son todos los que deberían. Pero también para respetarlas, no juzgarlas con nuestros parámetros occidentales y estar ahí si deciden enfrentarse a las violencias de la forma que decidan, porque al final son sus vidas.

Para finalizar la charla vuelvo a que el 25 de Noviembre se celebrará el día contra las violencias machistas alrededor del mundo y que en muchos lugares las mujeres llenarán las calles, y eso espero, para manifestar que sigue habiendo un número intolerable de violencias machistas, peo también que hay muchas personas que no están dispuestas a que la violencia continúe y van a hacer todo lo posible para que acabe. Y para que vean como es el 25N en España, vemos todas un vídeo sobre el 25N en Madrid el pasado año y les encanta. Les impresiona mucho el número de personas, tantas mujeres en la calle de noche, pero también de hombres, cuántos hombres apoyando la causa feminista.

25N - Día Internacional contra las Violencias Machistas

Como broche final queríamos hacernos una foto para apoyar el 25N desde Afrikable, pero tras haber visto el vídeo, ellas mismas cogieron los carteles que habíamos preparados y consensuaron entre ellas un lema y comenzaron a realizar una manifestación espontánea. Esa energía, esas sonrisas, esos saltos, esas miradas cómplices, son el motor de este proyecto. Y ellas, en otro contexto y con otras reglas sociales, no habría quien pudiera pararlas.

¡Por un mundo libre de violencias machistas!.

 

Hatutaki dhulma za wanawake
"No queremos violencia hacia las mujeres"

Tumechoka dhulma za wanawake
"Estamos cansadas de la violencia hacia las mujeres"

 

Autora: Ana Fernández Quiroga

Jueves, 15 Noviembre 2018
Publicado en PROYECTOS
Escrito por

Afrikable ONGD tiene por objetivo el empoderamiento social y económico de mujeres en riesgo de exclusión social de la Isla de Lamu.

Tras años de trabajo en terreno, nos proponemos dar un paso más hacia la erradicación de la violencia contra las mujeres e infantil. Para ello, desde Afrikable, estamos desarrollando la llamada "Unidad de protección contra el abuso y la violencia hacia las mujeres y la infancia".

En la misma, se creará un lugar accesible y seguro donde mujeres y menores de toda la Isla puedan acudir para recibir información sobre sus derechos en caso de estar sufriendo abusos o violencias, de igual modo se ofrecerá atención sanitaria y se creará una red de apoyo para ofrecer atención psicológica y jurídica, así como acompañamiento a los distintos trámites.

Esta Unidad encajará dentro del proyecto de Maternity Home que está actualmente en marcha, compartiendo edificio y servicios sanitarios.

Además desde la misma unidad se han comenzado ya a organizar charlas y talleres de sensibilización tanto para las personas que forman parte de la Ongd como para otros colectivos de la comunidad.

Estos contenidos serán transversales también dentro de nuestra escuelita, ya que se está desarrollando para implantar en el próximo curso una asignatura específica en las tres clases en las que se tratarán estos temas y se garantizará que las próximas generaciones tengan como valores la igualdad y el respeto por las mujeres y la infancia.

Desde España también se colaborará de dos formas, por un lado se creará un equipo multidisciplinar que dé apoyo para los talleres y para las tareas de apoyo y acompañamiento. Por otra vía se creará un equipo de voluntariado que realice una labor de información y sensibilización así como de recaudación de fondos, en casos que sean necesarios.

Estamos completamente decididas a hacer que esta Unidad sea una realidad y ya estamos dando los primeros pasos. Pero para hacer el camino algo más fácil, necesitamos vuestra ayuda.

Hemos presentado nuestra candidatura a los Premios al Voluntariado de la Fundación Mutua Madrileña y para poder ser uno de los candidatos definitivos necesitamos tener un gran número de visualizaciones en nuestro video de presentación.

Es menos de un minuto y sólo con la visualización nos ayudas mucho en dar un paso más en nuestra lucha por las mujeres del archipiélago de Lamu.

 

¡REPRODUCE Y COMPARTE!

Asante Sana

Equipo Afrikable

Jueves, 08 Noviembre 2018
Publicado en PROYECTOS
Escrito por

La resiliencia es la capacidad de los seres humanos para adaptarse positivamente a situaciones adversas. Cuando hablamos de situaciones adversas en España o en Kenia tenemos que recordar que son contextos completamente diferentes. Por tanto nuestras capacidades de resiliencias también lo son.

En Afrikable si algo aprendes como vacacionera es que aquí sí que saben vivir el presente, vivir el día, vivir lo que se puede tocar. Eso tiene una parte buena y una parte mala de cara a valorar su resiliencia. Por una parte es complejo o prácticamente imposible incluirles conceptos abstractos, como la propia palabra resiliencia. Pero por otra parte su capacidad de adaptarse a los cambios es muy fuerte, ya que no son mujeres que viven aferradas en el pasado ni preocupadas por los problemas que puedan ocurrir en el futuro.

Por la parte compleja, el hecho de querer introducirles en una charla el concepto de resiliencia y pasarles un test para valorar la resiliencia de cada una ha sido una gran aventura a la que enfrentarse. Comenzamos Belén Donoso y yo adaptando la escala de resiliencia Connor-Davidson. Estuvimos revisando las preguntas con Khadija, la directora del proyecto y algunas las veíamos muy complejas por falta de ese pensamiento teórico o abstracto. Por ejemplo, valorar del 1 al 5 si se tiene “fuerte sentido del propósito”, en el contexto en el que nos movemos es prácticamente imposible.

Una vez tuvimos la escala de resiliencia, había que pensar cómo hacerlo de una forma dinámica ya que muchas de las mujeres no saben leer o escribir, e ir leyendo, explicando y apuntando las respuestas una por una podía resultar muy complejo. Por eso, creamos un cuestionario con las preguntas numeradas y los recuadros para que sólo tuvieran que señalar las respuestas y decidimos hacerlo en conjunto con todas.

Charla sobre la capacidad de resiliencia con las mujeres beneficiarias de Afrikable

Pero pasadas estas fases, la reunión fue mucho mejor de lo que esperaba. Las mujeres entraron perfectamente en la dinámica, íbamos diciendo pregunta a pregunta y explicándola y ellas en pequeños grupos se iban ayudando entre ellas a rellenar el cuestionario, a entender la pregunta o a comentar las respuestas.

Algunas las tenían muy claras, como si dios ayuda. Aquí la religión cruza las vidas de todas y ninguna tiene dudas en la existencia de dios. Sin embargo había otras que les causaban más dudas, como si pensaban que podían con cualquier problema que pudiese ocurrir. Entiendo estas dudas ya que aquí pueden ocurrir tantas cosas, que yo tampoco sería capaz de decir que puedo enfrentarme a todo.

En general se vivieron muchas ganas de aprender, ya que todas querían entender el nuevo concepto, todas querían comprender las preguntas, se iban ayudando entre ellas y las que sabían escribir y leer fueron organizando a las de alrededor.

Y sobre su capacidad de resiliencia, todavía tenemos que evaluar con la Escala los resultados, pero no tenemos ninguna duda de que su capacidad es inalcanzable por nosotras.

Aquí las mujeres son heroínas, una parte de mí tenía miedo de pasar un tiempo largo aquí por si podía desencantarme, y por supuesto hay cosas de Lamu que pueden desencantar, pero ellas nunca. El estar con ellas día a día solo te hace entender que pueden con todo. Pasan por problemas económicos, familiares, de salud y otros miles, pero los superan. Encuentran la forma de resistir, de salir, de encontrar los recursos para dar la mejor solución posible.

Desde mi forma de vida occidental, para mí es resiliencia el vivir sin frigorífico, sin horno, sin coche, sin lavadora, pero sobre todo lo es el andar 40 minutos cargando a sus bebes, el levantarse a las 5 de la mañana para preparar 7 desayunos y millones de ejemplos más. Por tanto, no tengo ninguna duda de que son las mujeres más resilientes que nunca he conocido. Si faltara algo sería el confirmar que ellas se lo crean y para eso estamos aquí, para repetírselo muchas veces, las veces que haga falta.

 

Autora: Ana Fernández Quiroga

Martes, 06 Noviembre 2018
Publicado en PROYECTOS
Escrito por

El pasado jueves recibimos en nuestra escuelita de Afrikable una visita muy especial. Decidimos invitar a la primera mujer que ejerce la abogacía en la Isla de Lamu.

En base a los datos publicados en el Informe llamado Global Gender Gap Report en 2017, el 14% de los hombres en Kenia llega a terminar una educación universitaria, frente al 11% de mujeres. Por tanto, sólo un pequeño porcentaje de la población termina estudios universitarios, pero sorprende que la brecha de género sea sólo del 3%. Puede darse que en las clases más altas, con mayores estudios, la desigualdad de género está siendo menor.

Si el porcentaje general de Kenia es bajo en estudios universitario, en Lamu es bastante menor. Por ello, no ha sido hasta 2018 cuando una mujer ha comenzado a ejercer como abogada en el juzgado de la Isla. Desde hace 6 meses Lorna trabaja en un despacho en una de las calles centrales de Lamu Town y defiende casos de derecho civil y penal, así como también defiende casos en la corte islámica sobre familia, herencias o problemas de propiedades.

Es por ello que pensamos que sería un buen aporte invitarla a visitar el proyecto, a nuestras mujeres y a nuestras niñas y niños de la escuelita. Le pedimos además que preparase una charla para estos últimos donde pudiese hablar de algunos temas claves para ellos.

Al principio comenzamos explicándoles qué era una abogada, que labores tenía, en qué momentos la podían necesitar. Todos escuchaban bastante atentos, e incluso había algunos que dijeron que querían serlo de mayores y le preguntaron qué había que hacer llegar allí. Es importante que tengan esa información, por supuesto el camino sería muy largo y difícil, y tal como está el sistema educativo en Kenia, muy caro. Pero el hecho de que conozcan otras trayectorias, otras formas de vida más allá de ser pescadores, de vender en el mercado, de las profesiones tradicionales de las que ven normalmente, puede que a algunos de ellos les inspire para cuando decidan sobre su futuro.

Luego ella comenzó a hablar de los derechos de la infancia. De una forma muy educativa comenzó a contar con ellos los diferentes derechos de la infancia. Entre ellos el derecho a una buena alimentación, el derecho a acudir a la escuela, el derecho a tener ropa. Debido a la diferencia de contextos, hubo dos derechos que me sorprendieron. Uno de ellos es el derecho a no trabajar. Aquí está muy naturalizado que los niños trabajen “ayudando” a los padres a cargar el burro, a las madres en las tiendas, etc. Por eso, cuando preguntó quién había trabajado, todos los peques consideraban que habían trabajado de alguna manera, porque al final aquí se trabaja en comunidad. Sin embargo, me pareció importante que resaltara el derecho a no hacerlo.

El segundo de los derechos que me sorprendió fue el derecho a la libertad ideológica. Me pareció muy revolucionario en una sociedad como la de Lamu, donde el Islam está tan presente en todos los espacios y especialmente en la educación, que alguien les hablará de su libertad para profesar la religión que quieran.

Charla de la primera abogada de la isla de Lamu sobre Derechos de la Infancia con las mujeres, niñas y niños beneficiarias de Afrikable

Tras los derechos, comenzamos la parte más dura en la que también les hablamos de las responsabilidades de los menores. Aquí en Lamu, los mayores de 10 años pueden ir a una especie de internado si cometen algunos delitos graves, como por ejemplo las agresiones sexuales. Era importante que conocieran que algunos estaban cerca ya de tener también responsabilidad penal y las consecuencias que tendrían sus actos. Como creo que también hubiese ocurrido en España, a los peques les interesaba mucho si ella había ido a alguna cárcel, cómo eran las cárceles, como eran las de menores, etc. Pero escucharon muy atentamente y preguntaron también varias veces el tema de la responsabilidad.

Y por último, quisimos cerrar con un llamamiento a todas las personas que hubiesen sufrido acoso o agresión en cualquier entorno, de su derecho a denunciar, los lugares a los que pueden acudir y cómo sería el proceso. Ya que una de las pocas cosas que tiene de positiva la justicia aquí es que es gratuita para menores.

En general, una experiencia muy positiva donde la mirada de ilusión de algunas niñas escuchando hablar a la abogada lo valió todo. La información es poder y desde aquí trataremos siempre de darles las máximas herramientas posibles para allanar los problemas que tengan que enfrentar en el futuro.

 

Autora: Ana Fernández Quiroga

Página 1 de 25

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

SOBRE AFRIKABLE

Afrikable es una organización sin animo de lucro española, inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones con número 1/1/594088 y en el Registro de Organizaciones no Gubernamentales de Desarrollo de la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo (AECID) con número 2033.

 

En Kenia nuestra asociación se llama Afrika Able Organization y está inscrita en el NGO Coordination Board de Kenia, con número 10976.

DÓNDE ESTAMOS

  • Lamu, Kenia.
    Madrid, España
  • +34 605 722 162